La micropigmentación y el microblading se han convertido en dos tratamientos muy demandados en los últimos años. Y, ¿sabes a qué se debe esto? Las modas cambian y ahora cada vez nos atrevemos más a realizarnos cambios estéticos. Ya sea para vernos mejor o simplemente para probar nuevas cosas, la realidad es que se trata de tratamientos con los que se consiguen resultados muy buenos y con los que no es necesario entrar en quirófano.

Pero, ¿en qué se diferencia el microblading de la micropigmentación?

La micropigmentación consiste en mejorar o embellecer ciertas zonas de la cara. Se realiza con un dermógrafo y se pueden hacer diferentes tipos de técnicas, siempre en función de lo que necesite la persona.

El microblanding, en cambio, es una técnica con la que se realizan pequeños cortecitos en la piel con un bisturí especial al mismo tiempo que se aplica el pigmento en la zona.

¿Cuánto tiempo dura cada técnica?

La micropigmentación tiene una duración de entre 2 y 5 años aproximadamente, pero depende de la edad y tipo de piel de la persona que se lo realiza. El microblading, por su parte, dura alrededor de un año.

 

¿Se pueden realizar ambos tratamientos en verano?

Sí, únicamente conviene saber que se debe esperar unos días antes de tomar el sol para evitar una posible inflamación de la zona, quemaduras solares o contacto con el cloro de piscinas. Pasado ese tiempo, se puede hacer todo tipo de actividades.

¿Duele alguna de estas técnicas?

En el caso de la micropigmentación en cejas, no es doloroso ni molesto, por lo que no se realiza bajo anestesia. El microbading en cambio, si resultado más molesto por los pequeños cortes que realizan al aplicar el pigmento sobre la piel.

Y hasta aquí las diferentes entre micropigmentación y microblanding. Esperamos que ahora tengáis más claro en qué consiste cada tratamiento y, recordad, que en Teringel Belleza únicamente realizamos micropigmentación.

Puedes pedir tu cita en el 944 582 341 y conseguir las ceja que siempre has querido. ¡Te esperamos!